Qué es un teclado controlador


Definición

Un teclado controlador es lo que conocemos como un “teclado” pero sin sonidos, es decir las teclas envían datos a un puerto MIDI (o USB) de salida de datos del propio teclado, que pueden ser enviados a un ordenador, modulo de sonidos, etc… o a cualquier aparato con entrada de datos MIDI. Por supuesto, existen teclados que generan sonidos y a su vez también envían datos MIDI, pero nos centraremos en los teclados “sólo controladores”.

Los datos MIDI consisten en mensajes que indican qué nota se ha tocado, con qué fuerza se ha presionado la tecla (si el teclado cuenta con sensibilidad a la velocidad) y otros parámetros. Estos son mandados mediante un cable MIDI (o también inalámbricamente), como digo a un “módulo de ejecución” (ordenador, módulo de sonidos,…) que es el que se encarga de reproducir el sonido asignado en el modulo de acuerdo a los datos MIDI recibidos.

Teniendo esto claro pasaremos a decidir si debemos adquirir un teclado MIDI y deberemos hacernos las siguientes preguntas:

¿Necesito un teclado controlador MIDI?

Los que empezamos muchas veces nos preguntamos eso. ¿Vale la pena invertir en uno de estos teclados?.

Si ya cuentas con un teclado que mande datos MIDI, obviamente en principio no lo necesitas. Tu teclado ya te vale si tiene salida MIDI; luego te puedes plantear si este teclado tiene el tacto que te gusta o los controles que necesitas y ya pensar en comprar un teclado controlador MIDI.

¿Cómo se conecta un teclado MIDI?

El método de conexión es bastante sencillo, solo tienes que hacerte con un cable MIDI, que conecte este teclado con el ordenador (u otro aparato que reciba MIDI) a través del puerto MIDI de tu tarjeta de sonido o el puerto USB de la placa base.

El teclado mandará estos datos que a través del cable llegaran al ordenador y serán interpretados por la tarjeta de sonido, a través de un software donde asignarás el sonido que quieras.

¿Puedo tocar con el teclado del ordenador para empezar?

Sí, es posible hacerlo mediante teclados MIDI virtuales (que controlarás a través del teclado del ordenador) y puertos MIDI virtuales. El método de conexión es similar un teclado MIDI real, sólo que con software, no necesitas cable MIDI. Necesitarás un software que te cree puertos MIDI virtuales como MIDIyoke, y un teclado MIDI virtual. Lee el documento RTF incluido al descargarte MIDIyoke, es muy importante para instalar bien el software.

Notas para la instalacion de MIDIyoke: Ten en cuenta al instalarlo sobre Windows 2000/XP que deberás elegir MIDI Yoke NT Driver y en Windows 98/ME, MIDI Yoke Junction.

También te saldrá una pantalla para configurar los puertos MIDI, aquí solo debes tocar el número de puertos MIDI que quieras tener. Para usar el teclado del ordenador como controlador solo necesitas uno, en todo caso siempre se puede variar luego este numero de puertos.

Tendrás que poner como salida MIDI virtual una de las que te cree MIDIyoke y el mismo puerto MIDI virtual de entrada al software que quieras controlar. Recuerda que esta es una solución “para andar por casa” digamos, te puede servir para hacer las primeras pruebas, o si no introduces mas que melodías simples. Es muy difícil obtener buenos resultados usando el teclado del ordenador y lo ideal es contar con un teclado, por simple que sea.

Una vez ya decidida la compra de un teclado controlador MIDI, para elegir el teclado controlador MIDI que necesitas debes hacerte las siguientes preguntas:

1.-¿Lo quiero usar para tocar a dos manos o sólo para introducir melodías simples con una mano?

2.-¿Tengo espacio para un teclado grande?

3.-¿Necesito asignar muchos controles MIDI a través de teclas?

Estas tres preguntas nos determinaran lo primero que debemos tener en cuenta, el número de octavas que necesitamos que tenga el teclado. En el caso de la figura, el teclado es de 5 octavas, ya que tiene 5 grupos de 12 teclas como el que esta resaltado (de DO a DO).

Si lo quieres usar para tocar a dos manos, lo recomendable es tener un teclado con un mínimo de 5 octavas (61 teclas), el que tenga mas octavas ya lo determinará el espacio que tengas o lo que te quieras gastar.

Si por el contrario no vas a tocar a dos manos, es suficiente con tener un controlador de 2 octavas (25 teclas = 2x12 + 1) o 3 octavas (37 teclas = 3x12 + 1) para introducir melodías simplemente. A pesar de no tocar a dos manos, te puede interesar tener muchas teclas para asignar muchos parámetros MIDI a las teclas, con lo cual, puedes optar por uno de 4 octavas.

De esta manera tendrías 49 teclas (4x12 + 1) para asignar eventos MIDI, por ejemplo, botones que tengas en tu secuenciador software, que normalmente serían activados con el ratón, podrían ser activados por medio de una tecla.

Comments