Piano‎ > ‎

Notas de piano


Recuerda

  • La aptitud de una habilidad crece con el hábito diario.
  • Antes de progresar a una nueva pieza, repasa las anteriores.

  • El tiempo óptimo diario necesario para progresar varía según las personas y el estado anímico de ese momento.
  • En los dedos también hay músculos y ligamentos, los cuales hay que ejercitar y entrenar.

  • Adoptar la postura correcta es muy importante para facilitar el movimiento de las manos.
  • Los codos no deben quedar por debajo del teclado.

  • La espalda recta y las manos deben formar un arco desde la muñeca hasta la punta de los dedos, sin inclinarlas hacia los lados. Las uñas se cortan para, por un lado, evitar el sonido al golpear la tecla, y por otro, para evitar
    que el dedo resbale sobre la tecla.
  • Los dedos se numeran del 1 al 5 para facilitar la digitación o doaté.

  • En las partituras para piano se utilizan dos pentagramas, uno en clave de Sol para la mano derecha y otro en clave de Fa (aunque también puede estar en clave de Sol) para la mano izquierda.
  • Al estudiar una nueva pieza, empieza solo con una mano y luego solo con la otra, y finalmente con las dos muy despacio.

  • Practica la técnica:
    • Posición libre: de una forma natural, cada dedo toca una tecla.

    • Posición fija: uno o varios dedos de la mano permanecen quietos tocando la tecla correspondiente mientras los demás dedos se mueven libremente.
    • Paso del pulgar: consiste en pasar el pulgar por debajo del indice, corazón y anular para desplazar la mano.

    • Ejercicios de extensión: conseguimos llegar a más teclas separando los dedos.
    • Sustitución libre: repetimos una nota con otro dedo distinto para desplazar la mano.

    • Sustitución tenida: cambiamos el dedo que esta tocando, sin levantar la tecla, para desplazar la mano. La digitación marca los dos números separados por un guión.