Piano‎ > ‎

Steinway & Sons



Heinrich Engelhard Steinweg nació el 17 de febrero de 1797 en Wolfshagen im Harz (Alemania). Con 15 años comenzó a trabajar como carpintero y más tarde se convirtió en aprendiz de constructor de órganos en la ciudad de Goslar. Se convirtió en intérprete de órgano en la iglesia. Debido a las fuertes normas de la clase obrera, comenzó la construcción de instrumentos oculto en la cocina de su casa.

En 1835 abrió su negocio de pianos en Brunswick y fabricó el primer piano rectangular, que presentó a su novia Juliane el día de su boda. En 1836 fabricó su primer piano de cola en la cocina de su casa en la ciudad de Seesen. Este piano fue llamado más tarde el "piano cocina" y ahora se exhibe en el Museo Metropolitano de Arte.

Debido al inestable clima político en Alemania, Steinweg decidió abandonar el país y emigró de Braunschweig a la ciudad de Nueva York en 1851 con cuatro de sus hijos, pero antes de irse le cedió la empresa a su hijo, Theodor Steinweg. Una vez en Nueva York, anglicanizó su nombre a Henry E. Steinway, y él y sus hijos trabajaron para otras empresas de piano hasta que pudieron establecer su propia compañía bajo el nombre de Steinway & Sons en 1853.

La empresa se expandió con las invenciones que habían desarrollado. En 1880 abre su segunda fábrica en Hamburgo (Alemania). En 1900 sus factorías ya producían 3500 pianos al año, y en 1903 por llegar a la cantidad de 100.000 pianos fabricados, regalaron la unidad cien mil a la Casa Blanca. En la decada entre 1920 y 1929, Steinway & Sons vendía hasta 6000 pianos al año. En 1938 por alcanzar los 300.000, el piano de la Casa Blanca fue sustituido por el piano que permanece allí hasta hoy. En el año 2000 alcanzó los 550.000 pianos fabricados.

Actualmente, la empresa lleva construidos más de 583,000 pianos. Las plantas de fabricación son la de Queens, New York (EEUU) y la de Hamburgo (Alemania). Steinway & Sons, produce aproximadamente 4000 pianos al año, 2500 en Nueva York y 1500 en Hamburgo. Más de 1300 concertistas y ensambladores, utilizan esta marca. Steinway no es patrocinador de ninguno de estos artistas. Todos y cada uno de ellos, han decidido por sí solos tocar estos pianos profesionalmente. En EEUU, los artistas, pueden tocar sus conciertos, con pianos del “Banco de pianos” de la compañía Steinway. Este “banco”, cuenta con más de 300 pianos, que tienen un valor total de más de 15.000.000$.