Noticias‎ > ‎

Instrumentos para tocar?

publicado a la‎(s)‎ 25 may. 2011 6:20 por Masus B

El deseo de convertir en lujo los objetos que nos rodean va en aumento. Ya no sólo los móviles, tabletas o reproductores de música son el blanco fácil para incrustar algunos diamantes y venderlos a precios desorbitados.

Este 'hobby' ha llegado hasta el mundo de la música, porque tener un piano de cola o una guitarra eléctrica ya no es suficiente.

El hecho de que uno de estos instrumentos aporte un toque 'musical' a alguna de las estancias de una casa es poco glamuroso. Ahora, los amantes de las joyas y el lujo eligen estos instrumentos pero con algún que otro diamante incrustado.

El millón de diamantes

El piano es uno de los instrumentos más elegantes y exclusivos que existen. Tener un piano de cola aporta un toque clásico y refinado a la estancia.

La empresa CrystalRoc x Steinway & Sons ha revolucionado el diseño de la 'música' incrustando un millón de diamantes de Swarovski en diferentes pianos, según espaciolujo.com.

Una edición limitada que los clientes pueden customizar ya sea con logotipos, emblemas u otros motivos. La empresa ha presentado sus obras en pianos de tres tamaños y tres tonalidades: cristal, dorado y rosado.

El precio del diseño más económico es de medio millón de dólares. De ahí en adelante que vuele la imaginación.

Rock and Roll ¿de diseño?

Los artistas, aficionados y coleccionistas de guitarras han encontrado el cielo en Rock Royalty Guitars, una compañía estadounidense que elabora guitarras de ediciones únicas y bajo pedido.

La empresa ha creado tres modelos exclusivos de guitarra. El primero es Custom Gibson Les Paul, de cuerpo negro y cuello blanco tiene botones, afinadores y switch originales fabricados a mano con diamantes negros, playa y oro. Una joya al precio de 125.000 dólares, según Robb Report.

Los otros dos modelos son más económicos, uno de 85.000 dólares cubierto de piel de cocodrilo de Luisiana y diamantes negros, rubíes, acero y plata.

La otra guitarra, por sólo 20.000 dólares, tiene piel de mataraya negra y diamantes blancos, negros y plata.

Un lujo de instrumentos, más para verlos que para tocarlos.

Comments