Noticias‎ > ‎

Cómo es el P-90 de Yamaha

publicado a la‎(s)‎ 10 ago. 2011 6:04 por Masus B

Ventajas: Relación calidad-precio, tamaño reducido

Desventajas: No tiene sistema de altavoces incorporado


El Yamaha P-90 es un piano digital que ya no se fabrica (una lástima, porque es un gran piano), así que actualmente sólo se encuentra a la venta de segunda mano.

La relación calidad-precio es excelente. Yo lo compré nuevo en 2006 por 1200 euros, junto con el pie, y es el mejor piano que he probado.

Salieron pianos equiparables, de Roland y del propio Yamaha, pero son mucho más caros (y no mucho mejores, aunque tampoco peores), como la línea FP de Roland (del 5 para arriba) o la nueva línea CP de Yamaha.

*Características generales*

- Dimensiones: 170x460x1391 mm
- Peso: 18 Kg
- 88 notas
- Teclado "graded hammer"

No tiene altavoces, así que ocupa menos espacio y necesita un estuche más pequeño. Esto es una ventaja si el piano va a ser usado para escenario, pero al mismo tiempo es una desventaja si lo vamos a usar para el hogar, porque al no tener sistema de sonido hay que enchufarlo a un sistema exterior.
El modelo P-140 es el mismo piano, pero con altavoces, aunque creo que tampoco se sigue fabricando.

El toque es igual a un piano de cola real porque el teclado es "graded hammer". A diferencia de otros teclados que simulan el peso de la tecla de un piano real, el Yamaha P-90 funciona con el mismo mecanismo que los pianos de cola pero sin los martillos, de manera que el peso y el tacto son idénticos al de un piano real: más pesadas las teclas cuanto más graves las notas.

*Accesorios*

- Pedal de sostenido
- Adaptador de corriente
- Atril

*Conectividad*

Tiene salida y entrada MIDI tradicional (5 pin) y una conexión "to-host" para Mac o PC, aunque pensado como un piano de escenario no resulta del todo efectivo como controlador midi.

No tiene salida USB porque en el año que se fabricó aún no existía en los teclados. De todas formas, yo uso un cable adaptador midi a USB para conectarlo a mi ordenador.

Tiene dos salidas para auricular sin control independiente de volumen, dos salidas de audio "jack" (L/mono R) y dos salidas de audio conexión "RCA".

*Sonidos y efectos*

Tiene un total de 2 pianos acústicos, 2 pianos eléctricos de la línea Yamaha CP (CP-70), 2 pianos eléctricos del famoso DX7, un Fender Rhodes y un Wurlitzer, un clavicordio, un clavinet, una guitarra acústica, un vibrafon, dos órganos litúrgicos, dos variaciones de órgano eléctrico estilo B3, ensamble de cuerdas, coro mixto, bajo acústico, y dos bajos eléctricos (uno fret less).
Todos los sonidos son bastante buenos, pero no alcanzan el nivel de los dos pianos acústicos porque está pensado como piano acústico.

Sumado al muestreo en estéreo de alta calidad de los pianos acústicos, tenemos la posibilidad de graduar el nivel del sonido de los martillos al soltar la nota (key-off) como también el nivel de resonancia de la tabla armónica al pisar el pedal de sostenido. Es decir que, cuando pisamos el pedal de sostenido no sólo se prolonga el sonido de las notas tocadas sino que se suman los armónicos resonantes del resto de las notas, tal cual sucede en el instrumento real.

Tiene un grabador de dos pistas que resulta útil a la hora de salvar ideas sin tener que recurrir a grabadores externos (secuenciadores, ordenadores...).

Se pueden apilar dos registros en dos capas, lo que hace posible tocar dos sonidos al mismo tiempo, por ejemplo, piano y cuerdas. También se puede dividir el teclado en dos partes (sólo en dos) lo que permite tocar dos instrumentos diferentes de manera independiente.
El "split point", punto de división del teclado, es fácilmente asignable sin entrar a ninguna página de edición, simplemente presionando un botón y la nota en la que queremos que el piano se divida.
Tanto en el modo de sonido apilados como en el modo splits se puede ajustar el volumen y la octava para cada timbre.
El modo "transpose" es igualmente fácil de editar directamente desde un botón.

En la sección de efectos se puede asignar a cada sonido una reverberancia de entre 4 posibles (room, hall1, hall2, stage), junto (o no) con un efecto a elegir entre otros 4 (chorus, phaser, tremolo, delay). La combinación de efectos asignada a cada instrumento puede ser memorizada lo que permite no tener que configurarla cada vez que se vuelve al instrumento.

El P-90 permite 4 diferentes niveles de sensibilidad al toque: hard, medium, soft, o cero sensibilidad, resultando ésta última muy útil a la hora de tocar órganos.

La profundidad y otras características de los efectos son editables desde las páginas de función.

Por último, debajo del deslizador de volumen, hay un deslizador de ajuste de tono (opaco-brillante).

Conclusión: Excelente piano a nivel profesional.
Comments